La FSG condena la deportación de gitanos que está llevando a cabo el Gobierno francés Imprimir
Viernes, 20 de Agosto de 2010 11:05

(Noticia publicada en Mugak sobre las deportaciones por parte del Gobierno francés de la población romaní)

La Fundación Secretariado Gitano (FSG) considera indignante la deportación de gitanos rumanos y búlgaros iniciada hoy por las autoridades francesas con la expulsión del país de un primer grupo de 79 personas.
“Estas medidas suponen una vuelta al siglo XV. “No tiene sentido que en pleno siglo XXI un país de la UE esté deportando a ciudadanos europeos”, asegura Isidro Rodríguez, director de la FSG.
Este es el primer vuelo de los tres previstos para los próximos días, según ha anunciado el ministro francés de Interior, Brice Hortefeux, quien ha precisado que se espera evacuar a un total de 700 romanís en situación irregular.
En vez de fletar aviones para deportar gitanos, “es necesario avanzar en una estrategia común de inclusión de la población romaní –siguiendo las recomendaciones aprobadas por el Consejo de la UE en junio de este año- y no tomar medidas como ésta que lo único que hacen es reforzar los estereotipos negativos que ya existen sobre los gitanos, estigmatizar a toda la comunidad y alentar actitudes racistas”, concluye Rodríguez.
Por su parte, el Gobierno francés asegura que esas 79 personas no han sido “expulsadas” del país si no que se trata de deportaciones "voluntarias" de inmigrantes en situación irregular que aceptan irse a sus países tras haberse acogido al un programa de ayudas al retorno, que consiste en un billete de avión y 300 euros por adulto o 100 euros por niño.
Además de estas deportaciones, el propio presidente francés, Nicolas Sarkozy, dio hace algunas semanas la orden de desmantelar, en un plazo de tres meses, los asentamientos gitanos en el país. Hortefeux lo está cumpliendo y, en menos de un mes, ya ha desmantelado más de 50 campamentos.
Por todo ello, la FSG , insta al Gobierno francés a respetar la legalidad internacional en los desalojos y expulsiones de ciudadanos de la UE; a evitar discursos y declaraciones que estigmatizan colectivamente a toda la población gitana; y a optar por políticas de inclusión social en lugar de promover expulsiones masivas y el desmantelamiento de campamentos.
La FSG, en coordinación con otras organizaciones nacionales y europeas, en especial la Coalición por una Política Europea para la Población Gitana (ERPC), de la que es miembro, ha instado a los ministerios de Asuntos Exteriores, Interior y Justicia así como a la Comisión Europea y a todos aquellos organismos relevantes a rechazar abiertamente estas medidas contra la población gitana en Francia y a tener una postura más activa en la búsqueda de soluciones que pasen por más políticas de inclusión y no por la negación de derechos. 
Tanto la Fundación Secretariado Gitano como la ERPC difundieron el 29 de julio un comunicado en el que denuncian el tratamiento que está recibiendo la población gitana en Francia. Ambos pueden consultarse en: http://www.gitanos.org/boletines/newsletter_gitanos_org/noticias/53031.html