Mani contra la Ley de Extranjería. ¡Ni ésta ni ninguna! Imprimir
Sábado, 12 de Diciembre de 2009 13:34


Hoy hemos celebrado la mani convocada por 23 grupos de inmigrantes y movimientos sociales contra toda Ley de Extranjería. Ha sido un éxito: diversa, contestataria pero festiva... Os dejamos con el manifiesto que hemos leido al finalizar:

No a la Ley de Extranjería, ni ésta ni ninguna.

 La reciente aprobación por las Cortes españolas de la reforma de la Ley de Extranjería  nos lleva a las asociaciones de inmigrantes, organizaciones y movimientos sociales abajo firmantes a manifestar nuestra oposición frontal a cualquier norma de extranjería. Consideramos que toda normativa de extranjería es discriminatoria por establecer derechos según el país de origen de la persona contribuyendo de esta manera a instaurar el racismo institucional.


 La reforma de la Ley de Extranjería agrava y endurece la actual normativa y,  aprovechando el contexto de crisis actual, coloca a las personas migrantes en una situación de mayor vulnerabilidad,  se las deshumaniza y se las trata como mera mano de obra. La estructura de dominación oculta la vinculación entre los derechos de las personas migrantes y la clase trabajadora. Que no nos confundan, el fenómeno de la inmigración atañe a toda la clase trabajadora, independientemente del lugar de origen. La Ley de Extranjería, más restrictiva si cabe, con la reciente reforma, deja a la persona recién llegada a merced de cualquier tipo de explotación y sin derechos con los que defenderse, a la vez que alienta y otorga un marco jurídico al racismo social, dividiendo a los y las trabajadoras y desviando la atención de las verdaderas razones de la actual crisis económica.

 La nueva reforma tiene como consecuencias:

-          Aumentar el plazo de internamiento: Se amplia el tiempo de internamiento de 40 a 60 días en una clara vulneración de los derechos humanos

-          Restringir el derecho a la reagrupación familiar.

-          Criminalizar la ayuda: La reforma de la Ley de Extranjería incrementa las sanciones y sus cuantías en materia de infracciones, tanto para las personas inmigrantes como para quien les apoye.

-          Vulnerar los derechos fundamentales de los menores: se legitima la expulsión a menores

-          Criminalizar una falta administrativa: Se mantiene la sanción de expulsión por la mera estancia irregular o el mero hecho de trabajar sin permiso de trabajo.

 En definitiva, se amplía el Estado de control policial, ampliándose no sólo a inmigrantes sino también al resto de la sociedad, todo ello con el objetivo de estigmatizar y aislar a los y las inmigrantes, privándoles así del derecho a vivir con su familia o en un entorno social integrado, aumentando de esa manera la desprotección frente a las situaciones de explotación laboral.

 Nos presentan la reforma como un avance en materia de violencia de género, cuando en realidad alimenta el miedo de muchas mujeres inmigradas a denunciar situaciones de malos tratos, al dejar la vía abierta a su expulsión si la sentencia no es favorable.

 En resumen, nos encontramos con una Ley de Extranjería que es injusta (ya que atenta contra la igualdad de derechos), inhumana (porque tiene consecuencias dramáticas) e ineficaz (pues no sirve para regular el derecho de las personas de migrar para mejorar su vida).

 Queremos recordar en el día de hoy a Abdelkáder, conocido como Kadero, ahogado en la ría de Bilbao mientras huía de la policía por no tener papeles, por ser considerado un individuo “ilegal” en nuestro país.

 Por todo lo anterior exigimos la derogación de la Ley de Extranjería. Reivindicamos el derecho a migrar como un derecho humano universal, sin limitaciones. Si nuestro sistema económico genera diferencias tan grandes entre regiones, reivindicamos el derecho de que las personas podamos movernos tan fácilmente como el capital. Abogamos por sociedades pluriculturales y pluriétnicas. Defendemos la igualdad efectiva en el acceso al trabajo, a la vivienda, a la salud, a la educación y al pleno ejercicio de los derechos civiles, políticos, económicos, culturales y sociales con independencia de la nacionalidad, etnia, sexo o edad de las personas.

FIRMAN ESTE MANIFIESTO:

AHLAN – ONGI ETORRI (Programa de radio de Tas-Tas), AL MANAR (Comunidad sociocultural marroquí en Euskadi), ALRABETAH (Centro Vasco Árabe-Libio), ARBOL-BI (Asociación de Residentes Bolivianos en Bizkaia), ARVAS (Asociación Argentina en el País Vasco), ATH-ELE (Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia), AZRAF (Asociación de Inmigrantes Marroquíes en Euskadi), BERDINAK GARA, BOLIVIA GUREA, CEAR – EUSKADI, ENCUENTROS, EUSKADI-CUBA, HARRESIAK APURTUZ, KOMITE INTERNAZINALISTAK, MBOLO MOY DOOLE, MUGARIK GABE, MUJERES DEL MUNDO – MUNDUKO EMAKUMEAK “BABEL”, NIGERIAN PROGRESSIVE UNION, PACHAMAMA (Asociación de Ecuatorianos Residentes en Bizkaia), POSADA DE LOS ABRAZOS, SOS RACISMO BIZKAIA, STEE – EILAS, TERANGA (Unión de Senegaleses de Bizkaia)