malos tratos policiales Imprimir
Criminalización
Miércoles, 24 de Octubre de 2012 00:00

EL AYUNTAMIENTO DEFIENDE LA ACTUACIÓN POLICIAL EN DOCTOR FLEMING FRENTE A SOS RACISMO


Según publica El Correol en su edición de papel del 31/10/2012 el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Bilbao, Tomás del Hierro, excusó al agente que como se ve en un video propina golpes a una persona extranjera "porque le rodearon 20 o 30 personas, pero eso no sale en las imágenes".

No se entiende que tiene que ver la gente que haya alrededor con la violencia empleada con una persona que no ofrece resistencia. Pero es que además  las imágenes contradicen esas afirmaciones. En ellas se ven a un número de personas menor que el de policías, a distancia y con una actitud tranquila:

alt

alt

alt

"Yo tengo confianza en mis agentes. Defendemos a los ciudadanos con las garantias que debe tener una actuación policial. Y si esto son tácticas de determinadas asociaciones para que dejemos la calle, están muy equivocados" zanjó.

El concejal despreció las recomendaciones del Ararteko y rechazó realizar investigaciones internas o establecer protocolos de control ante actuaciones arbitrarias o racistas.


*****************************


Sos Racismo denunció la arbitrariedad, provocaciones y malos tratos policiales en Bilbao en las actuaciones con personas extranjeras, como muestra este video en el que se ven los modos en los que se hace una identificación.

alt


Estas actitudes no son nuevas ni son solo la respuesta policial ante la “incomoda” presencia de personas extrajeras como vecinas del barrio. Muchas veces la actuación policial es la que genera el problema. El Ararteko alertaba ya en el informe anual de 1998 sobre los riesgos de extralimitaciones bajo el título “Actuaciones policiales con personas de origen extranjero en la zona de San Francisco” y realizaba una serie de recomendaciones.

http://www.ararteko.net/RecursosWeb/DOCUMENTOS/1/1_2582_3.pdf

A pesar de haberlo recordado año tras año el Area de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Bilbao no ha incorporado ninguna de las recomendaciones.

Denunciamos, en especial, la intervención injustificada y brutal del 28 de septiembre por la noche. Numerosos vecinos han interpuesto queja en la oficina de Sos Racismo indignados por la violencia policial. Varias personas resultaron heridas, recibieron porrazos y mordeduras de perros.


alt

Lo denunciado por los vecinos difiere totalmente de lo recogido en el atestado policial, que llega a asegurar que “varias personas participantes del alboroto en vez de dispersarse se han abalanzado y enfrentado a los perros […] siendo finalmente mordidos por estos”.

En estas semanas hemos seguido recibiendo denuncias de personas agredidas y testimonios de vecinos, que no concuerdan con el atestado policial. Copiamos 2 ejemplo:


"El viernes 28 de septiembre, entre las 12.00-12.45 de la noche oímos gritos en la calle y salimos al balcón. Había montón de policía y un grupo de gente de origen africano. Vimos como varios policías municipales perseguían a un hombre de origen africano, y le tiraban al suelo en la acera de enfrente. Comenzaron a pegarle con las porras, eran aproximadamente 4 policías municipales, que le tenían completamente inmovilizado en el suelo, mientras le pegaban."


“escuche fuertes gritos que provenían de la calle. Estos gritos parecían estar acompañados de disturbios, por lo que decidí asomarme por la ventana y salir al balcón.
Desde allí pude presenciar dos hechos de violencia por parte de la policía municipal que actuaba acompañada por otros policías de paisano.
Las victimas de la paliza policial eran dos hombres jóvenes.
El hecho mas alarmante fue el que ocurrió justo frente a mi ventana: Un grupo de aproximadamente 5 policías municipales apaleaban con sus porras a un hombre que intentaba defenderse con sus manos y piernas, que se encontraba tirado en el suelo. Detrás de los policías había un grupo de 2 o 3 hombres vestidos de civil pero que también llevaban porras y que parecía que actuaban de acuerdo a la policía. Estos hombres de civil también propinaban golpes a esta persona. La policía sostenía a la persona de pies y manos, hasta que lograron detenerlo completamente. Lo metieron en un coche policial y partieron.
Pero a la altura 5 de la calle Zabala, otros policías municipales agredían a otro hombre que también se encontraba en el suelo y que solicitaba la presencia de una ambulancia.


Todo ello con la participación de 20 agentes, 3 unidades caninas y una furgoneta de la Ertzaintza. La policía quitó los móviles a los testigos y borro las grabaciones sobre la actuación.

Aportando las denuncias y los partes médicos se ha pedido una investigación al Ararteko.